Disfraces de Halloween para bebés y niños

Nos guste o no, ya es un hecho: Halloween se ha convertido en una fiesta a la que ningún niño quiere faltar. Disfrazarse, abusar del maquillaje y poder echarse botes de sangre artificial por encima, es una diversión ante la que nos rendimos todos fácilmente. Si esto va unido a llamar a todas las puertas del vecindario y acumular chuches para una buena temporada, nos quedamos literalmente sin argumentos: hay que celebrar Halloween. Una de las partes más divertidas de Halloween es preparar el disfraz y por supuesto, ponérselo.

Disfraz Infantil – Pack Darth Vader + Clone Trooper Star Wars 5-7 añosRubies Costume Company54.99 €ver más
WWE – Máscara Sin CaraMattel12.45 €ver más
WWE – Máscara KaneMattel16.99 €ver más
WWE – Máscara Rey MisterioMattel16.99 €ver más
Set Vaquero 8 TirosGonher24.95 €ver más

El año pasado hemos hablado de otras ideas de disfraz para Halloween:

Si eres mañoso y se tienes imaginación, puedes hacer verdaderas maravillas con bolsas de basura, cartulinas y papel maché, y algo de maquillaje.

También podemos reciclar un disfraz de Carnaval y convertirlo en disfraz de Halloween con un par de accesorios y un poco de maquillaje. Aquí teneis una simpática princesa brujita. Con algo de pintura y un gorro de bruja, la princesa es ahora de cuento de terror.

Otra opción, más cómoda es comprar el disfraz. ¡Sí, comprarlo! Antes de comprar un disfraz de Halloween, ten en cuenta que se trata de un disfraz que vas a usar para una sola fiesta en todo el año, así que no te cortes y hazte con uno que sea al menos una talla más grande, así le valdrá durante dos o tres años a tu hijo.

En las tiendas tipo todo a un euro encontrarás disfraces muy baratos. No olvides que si te anticipas y los compras fuera de temporada, te van a salir aún más económicos. Los tejidos de estos disfraces son de mala calidad y tienden a romperse en seguida. Ten esto en cuenta si tienes varios hijos, ya que será difícil que los herede el pequeño.

También puedes comprar un disfraz de mejor calidad. El precio resulta sensiblemente más alto, pero el resultado es mucho mejor. Este tipo de disfraces dura bastante bien, por lo que aconsejamos comprarlo con vistas a usarlo muchas veces, ya sea comprarlo una o dos tallas más grande o con vista a pasarlo a un hermanito o primo. ¡Hay verdaderas maravillas!

Únete a la fiebre de Halloween, porque como se suele decir: “si no puedes con tu enemigo, únete a ellos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba