Toda la verdad sobre los Contenedores de pañales

Los contenedores de pañales son otro de esos utensilios para el bebé que se califican como polémicos. Hay algunos padres que no conciben los primeros años de su bebé sin un contenedor de pañales, mientras que otros lo ven como un trasto más que al poco tiempo pasará a ocupar otro lugar en el trastero. Para gusto, los colores. 

Lo cierto es que si vives en un piso muy pequeño y la optimización de espacios es prioridad, quizá no sea un objeto de deseo precisamente. Por otro lado, un contenedor de pañales tiene unas funciones claras: ahorrar trabajo a la persona que cambia al bebé, ya que puede tirar el pañal sucio directamente al contenedor sin necesidad de desplazarse a la cocina para tirarlo a la basura, y por otro lado evitar malos olores y la propagación de bacterias. De todos es sabido que los pañales huelen mal y cuando se tienen bebés hay que bajar la basura varias veces al día, cuanto menos a diario, para evitar el olor.   

Son higiénicos y cuidan el medioambiente. Meter cada pañal en una bolsa de plástico y tirarlo a la basura, no es precisamente un ejemplo de ecología. Tampoco estamos muy de acuerdo con la práctica de usar para meter los pañales sucios, las bolsas que el ayuntamiento pone a disposición de los dueños de perros para recoger sus heces. 

Los contenedores suelen almacenar al menos 30 pañales aproximadamente.  

Si se tiene más de un hijo que lleve pañal, el contenedor probablemente cobre mucha más importancia. Porque si tienes gemelos, mellizos o dos peques, abrir el cubo de la basura puede convertirse en todo un deporte de riesgo. 

Los contenedores cuentan con un sistema que envuelve el pañal usado en una bolsa de plástico que además de no dejar pasar el olor, impide el traspaso de gérmenes. Este sistema de sellado es el que hace que estos prácticos contenedores resulten tan higiénicos. Los recambios a veces resultan algo caros, pero al comprarlos por internet en packs de varios a la vez, el precio se reduce enormemente. 

Por ejemplo, el más económico es el lote de TommeTippee Sangenic que equivale nada menos a 18 recambios y que tiene el mismo precio que el recambio de 6 de otras marcas. 

Y por último una recomendación: elegid siempre un modelo que disponga de un cierre de seguridad. No quieres que tu peque se ponga a trastear con el contenedor, lo abra y organice un desastre nuclear en su habitación. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba